Hiddenitas

Más de 7.200 quilates de hiddenitas en todas sus tonalidades. Pureza y tamaños excepcionales. En estas fotos solo puede verse una selección de esta gema.

Más detalles

La hiddenita es una de las dos variedades gemológicas de la espodumena -la otra variedad es la kunzita-. Los distintos colores de estas gemas son causados por diferentes agentes colorantes: el cromo produce el verde de la hiddenita y el manganeso las varias tonalidades violetas –de pálido a rosado- de la kuncita.

El verde de la hiddenita tiene un amplio abanico de tonalidades: desde el amarillento al verde azulado, e incluso tonos más intensos similares al hermoso verde esmeralda. Cuanto más intenso es el color, más valiosa es la gema. Pero no todas las espodumenas verdes son hiddenitas. La auténtica hiddenita es la que contiene cromo, mientras que otras gemas más pálidas tienen un agente colorante distinto, y se denominan espodumena verde.

La espodumena  es un mineral bastante común. La hiddenita, sin embargo, es muy escasa y aparece en cristales pequeños (el peso medio de las hiddenitas talladas es de entre 3 y 6 quilates), por lo que se trata de una gema especialmente valiosa. Además, su cristal es muy frágil, de ahí que suela venderse como ejemplar en bruto, sin tallar. Todas estas razones hacen que esta gema sea menos conocida por el gran público y especialmente valorada por coleccionistas de mineralogía y gemología.

Esta gema no fue conocida hasta el siglo XIX. Recibió su nombre en honor a W. E. Hidden, quien la descubrió en el condado de Alexander, en Carolina del Norte (EE.UU), en 1879. La ciudad donde se halló la gema fue bautizada como Hiddenite.  Durante mucho tiempo éste fue el único yacimiento conocido, si bien  recientemente se han encontrado depósitos en Brasil y Madagascar.

Una propiedad distintiva de esta gema es su fuerte pleocroísmo. Esto significa que la intensidad de su color varía en función del ángulo desde el que se observa. Los tonos más intensos se ven paralelos al eje longitudinal del cristal. Por esta razón, el tallador debe ser muy cuidadoso a la hora de elegir el tipo de talla, y  colocar la gema en la mejor posición a fin de maximizar su belleza cromática. Siempre se talla manteniendo la corona casi perpendicular al eje del cristal para obtener así los tonos más fuertes. Estas características, junto con su perfecta exfoliación, hacen de la hiddenita una de las gemas más difíciles de tallar. 

 

La hiddenita más grande conocida pertenece a P.R.C., y forma parte de Hitos gemológicos. El ejemplar, llamado Bello Horizonte, tiene talla esmeralda y pesa 1.875 quilates.

“En lechos entretejidos de oro y piedras preciosas, reclinados en ellos, unos enfrente de otros. Circularán entre ellos jóvenes criados de eterna juventud con cálices, jarros y una copa de agua viva.”

El Corán. Sura 56,15-21