Obras Africanas

Selección de obras de origen africano realizadas en gemas. En estas fotos solo puede verse una selección de estas obras

Más detalles

El mes de Abril del año 1994 representó una fecha clave para el arte africano contemporáneo, ya que supuso el fin del apartheid, y el comienzo de una nueva etapa de promoción internacional para sus artistas. Unos autores desconocidos hasta entonces, en su mayoría autodidactas y con escasa formación, que ya ocupan un lugar destacado en el mundo de las artes plásticas gracias a la asombrosa calidad de sus creaciones. Estos artistas no sólo reflejan en sus obras sus ricas tradiciones autóctonas, sino que también han sabido armonizarlas con las más modernas influencias europeas. El resultado son unas esculturas de una extraordinaria fuerza expresiva, capaz de trascender los límites geográficos y cronológicos.
 
Los abundantes yacimientos minerales con los que cuenta África, proporcionan cuantiosas variedades de gemas únicas, desconocidas en el resto de los continentes, y que sirven de excepcional soporte para las obras de arte. 
Las más destacadas son: 
 
“Africastone” (Piedra de Africa). También llamada “Wonderstone” (piedra maravillosa), es una gema de espléndidas cualidades, infinita en sus variedades cromáticas, que van desde un gris perla hasta un negro oscuro con algún reflejo rojizo. Constituye un único depósito de mineral metamórfico, clasificado como un tipo de serpentina, con una antigüedad de unos 2,6 billones de años aproximadamente. Es virtualmente indestructible, y los únicos yacimientos conocidos en la tierra están en el Transvaal, zona donde asimismo se sitúan las minas de oro más ricas del mundo. 
Verdite. Denominada a veces “Oro verde de Africa”, posee una antigüedad de unos 3.500 millones de años. Presenta una gran riqueza en su veteado y una extensa variedad de colores, desde un marrón dorado hasta azules o verdes esmeralda. Esta gema sólo se encuentra en África, principalmente en ciertas regiones de Zimbabwe y es extremadamente dura. 
Un artista  necesitará multiplicar por 20 el tiempo empleado para tallar una pieza en verdite, en comparación con otra similar en  piedra jabón. Debido a su creciente escasez, su valor  está experimentando una continua alza.
 
BELLEZA AFRICANA
 
Una joven de rostro emotivo, de mirada profunda y esquiva, de nariz amplia y sensual boca de carnosos labios. Toda ella está esculpida rigurosamente al detalle: cejas, párpados, nariz, boca, mejillas… evocan el ideal de la belleza africana. Una belleza en el estado más puro, en tanto que no ha sufrido mutilación alguna. El brillo o pulido de la pieza crea un efecto de claro-oscuro que potencia su naturalismo.
 
LOS MASAIS
 
El pueblo característico de la estepa libre son los masai, que ocupan las inmensas praderas de Kenya y Tanzania, en el África Oriental. Son un pueblo tribal de altísimos guerreros indígenas que todavía conservan modos de vida ancestrales y que van vestidos con vistosos tejidos y adornos. 
El jefe político y religioso de los masai es, a un mismo tiempo, el “ol oiboni”. Se le atribuyen el poder profético y grandes habilidades mágicas, constituyendo un cargo hereditario. 
 
Los guerreros masai componen en cierto modo el fundamento de la tribu. Los forjadores de armas de casi toda la parte oriental del África acusan la influencia de los masai. Las lanzas y las espadas, así como los escudos han sido muchas veces imitados por las vecinas tribus negras. Entre los masai  domina la poligamia, siendo la primera mujer  la dueña de la casa. El cabeza de familia es el padre, debido al patriarcado que en ellos impera.