China y la magia del Jade

Obras que representa las grandes dinastías chinas realizadas en piedras preciosas. En las fotos solo puede verse una representación de estas obras.

Más detalles

El Jade (“chen yu”) tiene en China desde la antigüedad una consideración especial debido a su carácter mágico. Ya fue utilizado desde el Neolítico como objeto de veneración, valorándose su estado natural Por esto, los primeros útiles neolíticos casi no se trabajaban y tendremos que esperar a las dinastías Ming y Quing, rotundamente decorativistas y virtuosistas, para admirar las minuciosas escenas cuajadas de detalles. 
 
La escasez del material en China, puesto que sólo se encontraba en el antiguo Turquestán, la dificultad de su técnica, y su asociación con poderes semi-divinos, reservó su uso para fines rituales y personajes de rango imperial.
 
 
CULTURA HONGSHAN 
 
(PENDIENTE DE INCLUIR TEXTO)
 
LA DINASTÍA HAN
La dinastía Han (206 A.C.-220 D.C.)     ha sido una de las dinastías de mayor duración e importancia en la historia de China. Tras la caída de la dinastía Quin debido a revueltas campesinas y populares. Las necesidades comerciales y defensivas hicieron imprescindibles una política de alianzas con los pueblos limítrofes, cuyo resultado fue la apertura de nuevos caminos de expansión hacia el oeste que más tarde se conocerían con el nombre de Ruta de la Seda.
 
DOBLE INCENSARIO
Este doble incensario de jade perteneciente a la dinastía Han está  formado por dos cuerpos cilíndricos unidos por una placa estriada movible que permite la separación de los dos incensarios según necesidad. La zona central presenta una rica decoración calada de disposición simétrica, donde aparecen dos dragones  enfrentados. Sus largas alas, lenguas y extremidades se confunden con un fondo de volutas y espirales, conformando un espléndido y dinámico arabesco.
 
INCENSARIO
Tanto desde un punto de vista iconográfico como formal, este incensario reproduce antiguos modelos en bronce originarios de épocas anteriores. El recipiente sigue la tipología “Dou”, muy frecuente a partir de la dinastía Zou del Oeste (1045-771 a. C.), y los motivos zoomórficos y ornamentales están inspirados en obras que se remontan a la época de los Estados Combatientes (481-221 a.C.). 
Éstos destacan especialmente por  la maestría con que han sido tratados, donde curvas y contracurvas, volutas, espirales y entrelazados conforman una riquísima gramática decorativa de una extraordinaria y esbelta fantasía lineal, de elegancia un tanto nerviosa, que pone de manifiesto la riqueza y el lujo del arte imperial de los Han.
 
DISCOS “BI”
 
Los discos “Bi” son objetos rituales en forma circular con un agujero central. Su uso aparece datado en el Neolítico, relacionado con el ritual de las plegarias al cielo por su forma circular. También su posesión, tal y como lo demuestra su colocación en las tumbas, denotaba un elevado nivel social. Los primeros “Bi” no presentaban ningún tipo de decoración y dejaban que fuera el material (normalmente jade), el principal atractivo del disco, valorando su textura, colorido y  veteado como elementos sagrados. 
 
Más tarde durante el periodo de los Estados Combatientes (476-221 a.C.) empezaron a tener decoración, alternando superficies granuladas con motivos zoomórficos (principalmente dragones), llegando a producir piezas caladas de un extraordinario virtuosismo técnico y decorativo. Este uso ornamental coincide con un cambio de significado del “Bi”, en el que el ritual dejó paso a un uso meramente de adorno o como símbolo de poder.
 
PERIODO QUIANLONG
 
Periodo Quianlong (1736-1795). Quianlong fue un emperador perteneciente a la dinastía Quing (1644-1911) gran entusiansta de las Bellas Artes y completó la labor cultural que había iniciado su abuelo Kangxi, siendo considerados los dos gobiernos como los de mayor prestigio de la dinastía Quing. 
 
El gran impulso que desde la corte se concedió a las diferentes manifestaciones artísticas, se caracterizó por un alto grado de refinamiento y virtuosismo técnico en las artes decorativas principalmente. 
 
Sin embargo, el afán por preservar la cultura tradicional china y el desarrollo del comercio con la consiguiente apertura hacia Occidente, potenciaron el estancamiento de las formas artísticas, carentes de la originalidad y espíritu de renovación características de tiempos anteriores.
 
BODHISATTVA
 
Cabeza perteneciente seguramente al bodhisattva Avalokitesvara (Kuan-yin en chino). Presenta en el rostro los rasgos típicos búdicos como los lóbulos alargados, la urna o círculo en la entrefrente, los ojos semicerrados y una leve sonrisa, pero con una indumentaria (se insinúa el ropaje) y adornos (pendientes y mitra) más ricos. 
 
Luce una espléndida tiara escalonada sobre el  pelo negro, con la representación de un Buda en posición sedente en una flor de loto sobre fondo decorativo de volutas y montañas. En la parte superior, otro buda tallado ostenta una gran aureola llameante.     
 
SELLO QUIANLONG
 
Sobre un fondo de nubes, aparecen en el anverso las figuras tres bodhisattvas. El reverso también se halla decorado con una gran profusión de motivos ornamentales compuestos por nubes, dragones de tres garras enfrentados y montañas. Un extraordinario gusto por las formas  ondulantes transmiten una marcada sensación de movimiento. Asimismo, se advierte un pronunciado “horror vacui”, ya que la totalidad de la superficie de la pieza se encuentra trabajada, sin dejar espacios vacíos o libres. El gran virtuosismo técnico y el alto grado de riqueza y suntuosidad visibles en esta obra, caracterizaron las producciones artísticas en tiempos del emperador Quianlong.
 
LAN TSAI-HO
 
Es uno de los ocho inmortales de la mitología taoista china. Estas populares divinidades representan símbolos de buena fortuna, a la vez que ocho diferentes condiciones de vida, constituyendo un tema favorito de artistas y literatos. Lan Ts´ai-ho cantaba y mendigaba por las calles para dar dinero a los pobres. Su símbolo es un cesto de flores, plantas y ramas de árboles, asociados con la longevidad, por lo que se le considera  patrón de los floristas y protector de la horticultura.